InicioIngeniería IndustrialTipos de planificación ¿Cómo se relacionan con la ingeniería industrial?

Tipos de planificación ¿Cómo se relacionan con la ingeniería industrial?

La ingeniería industrial prepara a sus profesionales con las competencias necesarias para encarar los diferentes tipos de planificación de los que puede hacer uso una organización.

La ingeniería industrial prepara a sus profesionales con las competencias necesarias para encarar los diferentes tipos de planificación de los que puede hacer uso una organización. El ingeniero industrial es un profesional con un carácter verdaderamente polivalente, que tiene las habilidades que se requieren para desenvolverse con propiedad en muchas instancias. La planificación y sus diversos tipos y modalidades, suelen encajar perfectamente, con su preparación y perfil.

El papel de este profesional está enfocado en la optimización del conjunto de los procesos que forman parte de la producción de bienes y servicios. Mirada desde esta perspectiva, la planificación, en cualquiera de sus diversas modalidades, forma parte natural del trabajo para el que el ingeniero industrial ha sido formado. Lo que es importante en estos casos, es el nivel de preparación personal que ha alcanzado este profesional, si responde cabalmente a las demandas de una organización.

Cuando se trata de la carrera de Ingeniería Industrial, lo crucial es que la hayas cursado en una institución que ofrezca un elevado nivel de preparación. La Universidad de San Sebastián es una institución que ha puesto todo su empeño en contar con los mejores docentes y planes de estudio. En ella tienes la garantía de formarte de acuerdo a las condiciones y estimaciones más modernas que hoy en día se plantean respecto de la educación.

¿Qué es la planificación, de qué se trata?

La planificación es una muy seria actividad, relacionada con los procesos productivos que se desarrollan dentro de cualquier tipo de empresa, organización o institución. Su objetivo central es conseguir que tales procesos se lleven a efecto de la manera más segura, fluida y eficiente que sea posible. Un ingeniero industrial se especializa en el conjunto de actividades que, de principio a fin, son necesarias para la optimización de la producción.

Por su lado, la planificación tiene como objetivo establecer un orden exhaustivo para mejorar, al máximo, cada etapa de la totalidad del proceso productivo. En este sentido, tanto la preparación que proporciona la ingeniería industrial como el conjunto de condiciones que impone la planificación, congenian casi a la perfección. A fin de cuentas, de lo que se trata es de alcanzar un inmejorable uso de todos los recursos que intervienen en el proceso de la producción. 

La variedad de recursos que se emplean en las actividades de una empresa, van desde aquellos de carácter financiero hasta los recursos humanos. Para cada uno de ellos, debe establecerse una especie de estándar que indique la meta que deben satisfacer y alcanzar para ser del máximo provecho. Asimismo, todo esto incluye la identificación y selección de los medios y procedimientos que resulten los más pertinentes a los fines que la organización persigue.

Principales tipos de planificación

Planteado en términos teóricos, puede decirse que existen al menos tres tipos de planificación que son los más usuales y conocidos, a saber: 

  • De carácter estratégico: este es un tipo de planificación que obedece a fundamentos y términos de largo plazo. Su carácter está referido a los fines más amplios que se manejan dentro de la organización. Este tipo planificación es equivalente a lo que se entiende como las políticas que tiene trazadas para sí misma esa organización o empresa. Por esta razón, su planteamiento alcanza un sentido integral o global.
  • De carácter táctico: se trata de un tipo de planificación que se debe ser desarrollada en plazos temporales más cortos. Está referida a los objetivos específicos con lo que se maneja la empresa, obedecen a actuaciones diseñadas con mayores detalles respecto de la planificación estratégica. Por supuesto, sus alcances y propósitos están un poco más limitados. 

Es usual que se haga una planificación en función de cada sección o departamento con los que cuenta la organización.

  • De carácter operativo: Este último caso es un tipo de planificación que tiene un sentido extremadamente específico y sus alcances están enfocados en el más corto plazo. Se trata, específicamente, del diseño de las actividades o tareas que deben ser ejecutadas en lapsos de días o semanas. Incluye una especificación de el o los sujetos que deben cumplir con una labor también determinada.

Tipos de planificación en función de los plazos temporales

En paralelo a los anteriores, existen otros tipos de planificación que se llevan a cabo en función de los lapsos en que deben ser cumplidas las tareas. Estos tipos de planificación son más fáciles de definir y describir:

  • Planificación para el corto plazo: en este tipo de plan se puede reconocer una relativa vinculación con la planificación operativa. Implica el establecimiento de plazos relativamente cortos para la culminación de las actividades prefijadas, por lo general no exceden el tiempo de un año. Evidentemente, está referida a la ejecución de labores de no muy grande envergadura.
  • Planificación para el mediano plazo: este tipo de planeación tiene una relación cercana con la planificación llamada táctica. Los términos de ejecución de estos planes, tienden a ser un tanto más prolongados y pueden demandar para su ejecución, un lapso de varios años. Con ello es fácil de entender, está asociada con tareas de medianas dimensiones.
  • Planificación para el largo plazo: se puede decir que tiene vínculos funcionales con la planificación de carácter estratégico. Sus lapsos pueden ser bastante extensos en el tiempo y abarcar múltiples clases de tareas en el empeño de alcanzar sus objetivos.

La formación del planificador

Un buen planificador requiere de la habilidad de mirar en perspectiva global y futura. La visión de la persona que se ocupe de los diversos tipos de planificación necesita saber encarar todas las opciones.

Adentrarse en el campo de los múltiples tipos de planificación que existen, es parte de la preparación que recibe el profesional de la Ingeniería Industrial. No obstante, alcanzar la mejor formación en el área exige cursar la carrera en una institución de elevado estándar. La Universidad de San Sebastián es una institución empeñada en formar profesionales de la más alta calidad para ingresar al reñido mercado de trabajo.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

8 − 4 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.