InicioIngeniería IndustrialPlaneación industrial ¿De qué se trata?

Planeación industrial ¿De qué se trata?

El trabajo de la planeación industrial es uno de los aspectos que devienen esenciales en el desempeño profesional del ingeniero industrial.

El trabajo de la planeación industrial es uno de los aspectos que devienen esenciales en el desempeño profesional del ingeniero industrial. El eje de su labor, a despecho de su versatilidad, está en la optimización de la totalidad de los pasos de los procesos de producción. En esta labor recae una buena parte del peso del éxito en la manufactura, bien sea de los bienes o servicios que produzca tu empresa. Planeación equivale a organización, coordinación, supervisión y control.

En ocasiones, la planeación industrial es entendida como un conjunto de procedimientos que deben aplicarse con miras a la automatización de una organización. No obstante, no es la única manera de manejarse con esta práctica. Su amplitud incluye muchos elementos conceptuales que se asumen como funciones regulares en la gestión de un ingeniero industrial. Aquellas que son sus competencias, se proyectan directa y específicamente sobre el bienestar de la empresa.

Adquirir y desarrollar las habilidades que caracterizan a este profesional, se adquieren a base de trabajo a lo largo de la carrera de Ingeniería Industrial. Estos estudios hacen posible que te capacites con toda la propiedad del caso en las labores de mejoramiento de las operaciones de las empresas. Pero para ello debes escoger una institución como la Universidad de San Sebastián, un centro educativo en donde la búsqueda de la excelencia es el norte de su gestión docente. 

¿De qué se habla cuando se menciona la planeación industrial?

La planeación a secas, es un trabajo que es necesario efectuar cuando quieres alcanzar un objetivo, planificar significa hallar el mejor modo de alcanzarlo. La planeación industrial por su lado, comparte buena parte de esta definición, pero va más allá porque termina siendo un proceso bastante más complejo. La palabra que mejor le calza es optimización, porque en esencia se trata de incorporar mejoras generales en la operatividad de la empresa para hacerla más eficiente.

Con la planeación industrial se genera toda una dinámica que es capaz de transformar hasta sus cimientos, una organización de la clase que sea. Aunque también significa la definición de metas y la elección de los modos (procedimientos y medios) de alcanzarlas. Con esta gestión, se pretende impulsar el crecimiento y consolidación de la organización, que el trabajo sea más eficiente y que sus recursos sean aprovechados al máximo. Aquí planeación es productividad.

¿En qué se traducen eficacia y productividad con la planeación industrial?

En realidad, la planeación industrial es el mecanismo preciso que permite alcanzar eficacia y productividad como dos metas fundamentales para una empresa. Eficacia significa producir de mejor manera, producir en los tiempos preestablecidos, productividad significa producir más y también, reducción de costos e incremento de los beneficios. Son estas las ventajas que derivan para tu organización de las tareas de planeación del ingeniero industrial.

Las consecuencias y derivaciones de la optimización de los procesos de producción se observan en la proyección de tu organización en el mundo de los negocios. Tu empresa se posiciona con claridad y firmeza en el mercado y ocupa un nicho de relevancia en el escenario de la competencia empresarial. Se convierte además, en un verdadero referente para las actividades comerciales y por qué no, en un ejemplo a seguir en cuanto a la organización de los negocios.

La planeación industrial de cara al futuro

Una de las enormes ventajas que aportan para tu organización las actividades asociadas a la planeación industrial, es la seguridad de su proyección hacia el futuro. Las gestiones relacionadas con esta planeación, hacen factible llevar a cabo todas las actividades que agilizan el acceso  a los objetivos formulados desde un principio. A fin de cuentas, al completarse todas y cada una de esas actividades a desarrollar, tu negocio crecerá sin interrupciones, eso es seguro.

Para tu negocio la planeación industrial es un trabajo que solo reporta beneficios, todo resulta en ventajas. Al cumplirse a cabalidad con las medidas tomadas, la optimización de los procesos de producción harán posible una reducción de los lapsos de terminación del producto. Asimismo, permitirán mejorar el uso de los recursos (insumos, energía y trabajadores) e incrementar los volúmenes de producción y por descontado, los ingresos que habrás de percibir.

Como una suerte de ventaja adicional, tendrás la posibilidad de apreciar más clara y rápidamente las fallas generadas por las imprevisiones y desperfectos focalizados. Esto te genera una ventaja adicional, podrás introducir los remedios necesarios e impedir que se repitan en un futuro de mediano y largo plazo. Te será posible abordar las deficiencias y subsanarlas con las mayores posibilidades y probabilidades de acierto.

Algunos aspectos importantes de la planeación industrial

En general el proceso de planeación industrial puede entenderse con facilidad y claridad si se mira desde la óptica de sus partes o etapas componentes. Estas etapas se pueden describir a través de tres momentos particulares y diferenciados:

  • Los planes operativos: esto se trata de manera concreta, de mejorar cada etapa o fase del proceso de producción, de hacerlas más fluidas y coordinadas entre ellas. De este modo, se logra incrementar los ritmos y las cantidades de bienes o servicios producidos.
  • La organización del proceso: con este aspecto, lo que se pretende es que cada parte del proceso se cumpla a cabalidad y en los tiempos mínimos que se requieren, cada fase debe dar paso fluido a la siguiente, sin solución de continuidad.
  • La administración de los recursos humanos: este aspecto junto con la administración de los recursos y la energía, debe repercutir en un empleo eficiente de cada “componente” del proceso productivo. Cada quien debe realizar su trabajo lo más efectivamente que se pueda para agilizar la salida de los bienes producidos.

Prepararse debidamente para encarar las exigencias de la planeación industrial impone el esfuerzo de formarte con los estudios de Ingeniería Industrial. Esta polifacética y versátil carrera te proporciona todas las herramientas y habilidades que vas a necesitar. La Universidad de San Sebastián es una institución capacitada para abrirte las puertas a este tan importante oficio, no debes desaprovechar tu oportunidad.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

doce − cinco =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.