InicioCiencias básicas¿Qué es la química? Elementos y objetivos

¿Qué es la química? Elementos y objetivos

La química se define como una rama científica que estudia las características de los compuestos y elementos que componen la materia.

La química se define como una rama científica que estudia las características de los compuestos y elementos que componen la materia. Además, esta disciplina analiza los procesos de cambio y transformación de dichos elementos, así como la forma en que transfieren o adquieren energía del medio durante diversos procesos.

Toda la materia del planeta (natural o fabricada) se compone de átomos, que a su vez componen una serie de compuestos que se han descrito. En la actualidad, se conocen 118 elementos químicos, los cuales se consideran como la unidad básica estructural de dicha disciplina. De esta manera, se entiende que la química no se encarga del estudio de los componentes subatómicos, sino de las características de los elementos y los principios relacionados con su comportamiento e interacciones.

Al igual que otras ciencias básicas, la química es una disciplina muy compleja. Para entender sus nociones básicas puedes comenzar carreras universitarias como Ingeniería Industrial, donde no solo adquirirás conocimientos científicos, sino cómo estos pueden aplicarse para generar soluciones industriales. Alcanza tus metas académicas en la Universidad de San Sebastián, donde encontrarás grandes oportunidades de estudio, con las mejores metodologías pedagógicas.

Objetivos del estudio de la química

La química es una ciencia aplicada en una amplia variedad de campos. Por ello es tan importante su incorporación en diversos programas estudiantiles. La mayoría de estos proyectos tienen varios objetivos principales, que consisten en ofrecer una base sólida y amplia sobre el razonamiento científico.

Asimismo, mediante el estudio de la química, se espera que las personas logren desarrollar una capacidad analítica, desde una perspectiva molecular. Los conocimientos de química deben poder ser aplicados a la industria, además de manejar técnicas experimentales mediante instrumentos de biotecnología.

Objetivos académicos

Impartir química en carreras tan diversas y prácticas como la ingeniería, se asocia también a varios objetivos:

  • Que los alumnos comprendan la relevancia de la tabla periódica, además de la historia y desarrollo de esta ciencia.
  • Los estudiantes deben entender las características interdisciplinarias de la química, integrando conocimientos matemáticos, analíticos, físicos para resolver una variedad de problemas de distintas índoles.
  • Manejar habilidades prácticas y analíticas para desarrollar e implementar investigaciones, con el fin de obtener resultados que ofrezcan soluciones químicas a determinados problemas.
  • Que los estudiantes puedan interpretar trabajos científicos relacionados con la química.
  • Gracias al estudio de la química, los estudiantes son capaces de comunicar sus trabajos científicos, de manera clara y concisa.
  • Además de los conceptos y conocimientos sobre química, el desarrollo de pensamiento analítico permite también adquirir habilidades para trabajar en equipo y llevar a cabo proyectos industriales de distintas dimensiones.

Objetivos y retos de la química como ciencia

Se podría afirmar que uno de los grandes retos de la química es poder desarrollar un análisis general del modo en que se comportan los materiales. Para ello es necesario llegar a una comprensión completa de la manera en que los átomos interactúan interna y externamente con el medio. Así como entender su origen, propiedades y los procesos mediante los cuales son capaces de formar sustancias nuevas.

Para poder tener una aproximación hacia estos tópicos, se han desarrollado una serie de teorías de la materia. Estas se enfocan en explicar, de manera satisfactoria, los fenómenos como la permanencia de algunas características y los cambios de otras. De esta manera, se ha determinado que la permanencia de la materia tiene su base en el ensamblaje ordenado de los átomos o, redes de átomos entremezclados.

Por su parte, el cambio o reorganización de los átomos se explica a través de varias teorías del cambio. En resumidas cuentas, la química es una ciencia que estudia, no solo a constitución de átomos de la materia y la forma en que se ordenan las sustancias, sino las diversas interacciones atómicas y entre componentes químicos que producen distintos tipos de reacciones. Muchas de estas suelen ser volátiles.

Aplicaciones de la química

En esta disciplina se tratan también la aplicación de sustancias naturales y la síntesis de sustancias artificiales. Los procesos químicos se encuentran involucrados íntimamente en la fabricación de casi todos los materiales que nos rodean. Desde la cocción de alimentos, fermentación, metalurgia, hasta la fabricación de vidrios y de elementos constitutivos de la tecnología, como superconductores y semiconductores. La química es una ciencia aplicada en muchos aspectos de interés humano.

Durante el siglo XX, se llevaron a cabo avances muy importantes en esta disciplina, que dio paso al desarrollo de otras ciencias como la biología molecular y la salud humana. Hoy en día, se cuenta con herramientas tecnológicas que parecen ampliar los límites de esta y otras áreas del saber. De esta manera, se han podido realizar estudios sobre materiales como átomos, además de otros elementos como el ADN, el cual se encuentra conformado por millones de átomos.

La creación de sustancias con características determinadas también es una valiosa aplicación de la química. Pero, con el desarrollo de los estudios químicos y las tecnologías, también surgen nuevos desafíos intelectuales, asociados, por ejemplo, con la industria. La química ha sido tan relevante en este campo, en particular, que grandes científicos como Justus von Liebig (siglo XIX), han afirmado que el nivel de desarrollo de las naciones se relaciona con la concentración de ácido sulfúrico que son capaces de producir.

Este compuesto resulta primordial para muchos procesos industriales y, hoy en día, sigue siendo una de las sustancias más producidas en los países industrializados. En el siglo XIX, el desarrollo de la industria se encontraba muy relacionado con la estabilidad económica de una nación, por lo que la química era un centro de interés en distintos ámbitos como la política y la sociedad. De hecho, podría decirse que estamos en una etapa o “era de los polímeros”, por la enorme cantidad de productos químicos que se fabrican a nivel mundial y que se encuentran implicados en muchos procesos humanos.

Para comprender más sobre esta fascinante ciencia, te invitamos a cursar la carrera de Ingeniería Industrial, donde también comprenderás el papel del estudio de la materia en el desarrollo de las industrias. En la Universidad de San Sebastián podrás encontrar esta y muchas otras opciones académicas que te permitirán acceder a grandes oportunidades laborales.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

18 − once =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.