InicioFundamentos básicos¿Dónde aplica la Ingeniería Industrial?

¿Dónde aplica la Ingeniería Industrial?

Un profesional de esta rama aplica la ingeniería en una multitud de áreas para las cuales recibió una adecuada preparación durante su carrera universitaria.

Un profesional de esta rama aplica la ingeniería en una multitud de áreas para las cuales recibió una adecuada preparación durante su carrera universitaria. La ingeniería industrial es una de las profesiones técnicas más completas que puedes llegar a conocer y su campo de trabajo es de una amplitud asombrosa. Se trata de una profesión de un eminente carácter gerencial y esto quiere decir que puede incorporarse en cualquier departamento de todo tipo de empresa.

El objetivo al que debe responder este profesional es sencillo de nombrar, aunque bastante complejo de satisfacer: su meta es optimizar los procesos de fabricación o generación de bienes o servicios. Esta exigencia le impone a su formación, la adquisición de una considerable cantidad de habilidades y competencias que son aquellas donde aplica la ingeniería específicamente. De este modo, se está convirtiendo en un profesional totalmente apto para las gestiones a desarrollar.

La primera condición que deberías cumplir sería, concretamente, estudiar la carrera de Ingeniería Industrial, pero es menester que lo hagas de una manera concienzuda. La Universidad de San Sebastián te ofrece y brinda la posibilidad de beneficiarte de su experticia y sensatez en la formación de profesionales de altura. Podrás sacar provecho tanto de su elevado nivel académico como de la infraestructura con la que cuenta para la formación de los mejores profesionales.

En cuáles campos aplica la ingeniería

Como ya fue señalado, esta especialidad tiene un campo de trabajo muy amplio y diverso, existe una variedad de áreas en las que aplica la ingeniería. En toda organización debidamente configurada e implementada, cobra vida una serie de secciones alrededor de los cuales se desarrolla el conjunto de las actividades manufactureras. En cualquiera de ellas tiene perfecta cabida y utilidad el ingeniero industrial, tanto en una como en varias de sus facetas profesionales.

En términos básicos, el egresado de la rama industrial de la ingeniería tiene en empresas de todas las dimensiones su mercado de trabajo específico. Podría incorporarse como un consultor general, como gerente en una compañía manufacturera, asimismo en empresas que se especializan en la producción de máquinas y herramientas. Pero organizaciones públicas y/o gubernamentales, no son ajenas a sus competencias y habilidades; también en ellas aplica la ingeniería.

El papel del ingeniero industrial no se reduce a disponer de un completo bloque de información y conocimientos con los cuales encara su trabajo en una empresa. Buena parte de sus gestiones está dirigida a espacios donde aplica la ingeniería para poder resolver muchas y diversas situaciones problemáticas. Siempre tiene en sus miras mejorar la operatividad de cada una de las instancias en las que se desarrolla la producción de bienes o servicios.

Departamentos o secciones en los que particularmente aplica la ingeniería 

Si se trata de una empresa bien instituida, estaría estructurada en un conjunto de departamentos cuya función es darle salida a una parte específica del producto. Un ingeniero industrial tiene un espacio seguro en cualquiera de ellos y en todos aplica la ingeniería. Al respecto se pueden identificar a los departamentos de:

  • Diseño de investigaciones y desarrollo.
  • Administración, mejoramiento y supervisión de procedimientos productivos y suministro de servicios.
  • Proyectos de inversión.
  • Planificación de carácter estratégico.
  • Control de calidad.
  • Dirección y administración de la cadena de suministros.
  • Administración de recursos humanos.
  • Logística y distribución.
  • Administración de esquemas de seguridad industrial, salud e higiene.
  • Comunicación y difusión.
  • Inventarios.

Uno de los departamentos en los que, de manera fundamental, aplica la ingeniería el ingeniero industrial, es el departamento de marketing. Para él es sumamente necesario el conocer debidamente a los clientes a los que están destinados los productos o servicios de la empresa. Es crucial que entienda la dinámica de la demanda que existe respecto de los bienes que se producen. Esto le permite organizar eficientemente las comunicaciones entre los departamentos.

En todos y cada uno de ellos está encargado de la realización de los análisis necesarios para el buen desenvolvimiento de la empresa. En simultáneo, está relacionado con la sección encargada de las labores relativas al mantenimiento, preservación y recuperación de maquinarias y herramientas. Como gerente, es responsable de que la dinámica de la producción se mantenga a ritmo y se complete dentro de los tiempos pautados. Vela, además, por el uso adecuado de la materia prima.

Las funciones de un Ingeniero Industrial

Como responsabilidad básica o central, el ingeniero industrial es el profesional encargado de optimizar todo el proceso de la manufactura y la producción. Aplica la ingeniería desde sus conocimientos y posibilidades científicas y tecnológicas. En buena medida, se trata de un profesional experto en la consecución de la eficiencia y el incremento del rendimiento en la operatividad de una organización. Trabaja en procedimientos técnicos, pero también en el ámbito financiero y humano.

Un ingeniero industrial, como se dijo más arriba, se prepara estudiando una gran variedad de materias que lo ponen en comunicación con la actividad empresarial. Aplica la ingeniería en todas aquellas áreas relacionadas con los aspectos técnicos y administrativos de la organización donde trabaja y procura mejorar su desempeño. Todo esto convierte su trabajo en uno de los más activos, complejos, respetados y mejor remunerados en todas las organizaciones empresariales.

El objetivo final de su trabajo es incrementar la eficiencia y hacer crecer a la empresa que lo contrata. ¿Cómo puede alcanzar estos propósitos? La clave de su trabajo está, por un lado, en los esfuerzos por reducir costos y pérdidas y maximizar los beneficios que se obtienen. Por el otro, en mejorar, en la medida de lo posible, todos los aspectos técnicos y humanos de las operaciones de producción.

El profesional más adecuado

Para ti tal vez sea hora de vincularte con las gestiones de este profesional, entonces y para empezar, debes cursar la carrera de Ingeniería Industrial. Prepararte de la mejor manera posible implica estudiar en una institución que tenga la capacidad real de ayudarte a alcanzar esta meta. La Universidad de San Sebastián tiene esa capacidad y además, la voluntad de dotarse de todas las habilidades que se requieren.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × tres =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.