InicioIngeniería Industrial¿Cuáles son los riesgos de la inteligencia artificial? - 5 preguntas que...

¿Cuáles son los riesgos de la inteligencia artificial? – 5 preguntas que hay que hacerse

En el campo de la  ingieneria industrial emerge la inteligencia artificial (IA),  es un campo que avanza rápidamente y que conlleva importantes riesgos. Ahora se utiliza para luchar en guerras, realizar compras en línea y hacer que la toma de decisiones impulsada por máquinas sea más precisa, rápida y barata.

También podemos esperar que la IA desempeñe un papel aún mayor en nuestras vidas en el futuro. La IA ya está presente en nuestra vida cotidiana -desde reconocer voces hasta servirnos comida o diagnosticar enfermedades-, pero el desarrollo de vehículos totalmente autónomos con IA tiene el potencial de hacer que nuestras carreteras, aeropuertos y parques estén aún más llenos de gente de lo que ya están.

En este artículo, analizamos los riesgos de la inteligencia artificial y lo que puede hacer para limitar su exposición. Siga leyendo para obtener más información sobre cada una de estas cuestiones que se interponen entre usted y un viaje seguro en vehículo con camionetas, taxis y otros servicios de transporte de conducción autónoma.

¿Qué es la inteligencia artificial?

La inteligencia artificial es una rama de la informática que estudia la creación y el diseño de ordenadores que pueden pensar, aprender y tomar decisiones basándose en datos e instrucciones. La IA también se refiere a los sistemas informáticos que tienen la capacidad de procesar grandes cantidades de información y tomar decisiones basadas en esa información.

Esta capacidad se conoce como capacidad de IA o AIXR. Hay muchos tipos diferentes de IA, como la cognitiva, la neural y la lógica. La IA cognitiva es la rama de la IA que se centra en la creación de ordenadores que puedan tomar decisiones basadas en la información del usuario.

Esta capacidad se encuentra normalmente en máquinas que son capaces de entender conversaciones y responder adecuadamente. La IA neuronal es la rama de la IA que se ocupa de crear máquinas que puedan procesar información a través del cerebro humano.

Esta capacidad se encuentra a menudo en ordenadores que pueden reconocer imágenes, escuchar idiomas y comprender emociones.

La IA lógica es la rama de la IA que se ocupa de las máquinas que pueden razonar según un conjunto de reglas. Esta capacidad se encuentra a menudo en los robots y los sistemas de inteligencia artificial que son capaces de seguir un conjunto de instrucciones o tomar decisiones basadas en un conjunto de criterios.

AI y aprendizaje automático El aprendizaje automático es una rama de la IA que utiliza la IA para entrenar a los ordenadores a realizar tareas basadas en la experiencia y el entrenamiento. Los algoritmos de aprendizaje automático pueden entrenarse para reconocer imágenes, números, palabras y otros tipos de datos.

El aprendizaje es el proceso de cambiar la estrategia de un algoritmo para lograr mejor un objetivo deseado. Hoy en día, la mayoría de los sistemas de IA se entrenan utilizando conjuntos de datos que contienen sólo una pequeña cantidad de datos. Esto significa que hay que proporcionar al ordenador instrucciones sobre cómo crear tipos específicos de datos.

El proceso de crear conjuntos de datos y entrenar un sistema de IA se conoce como entrenamiento. Los resultados del entrenamiento son el Control Predictivo de Unidades (PCU) y el Control Predictivo de Actores (PAC).

¿Cuál será el resultado del aprendizaje automático?

El aprendizaje automático puede utilizarse para tomar decisiones que son muy complejas y requieren un gran análisis de datos. En estas situaciones, las máquinas suelen depender de la ayuda humana para tomar estas decisiones.

Aquí es donde los resultados del aprendizaje automático pueden ser muy beneficiosos. Si miramos el panorama general, podemos encontrar que la IA ya está marcando una gran diferencia en nuestra vida cotidiana. En particular, los coches sin conductor asistidos por IA ya se están utilizando en situaciones reales de tráfico.

Estos datos demuestran que la mayoría de los incidentes de tráfico son causados por errores humanos, no por los coches. La mayoría de estos incidentes pueden evitarse con el uso de la IA.

Ética de la IA

Cuando se trata de la ética de la IA, hay que tener en cuenta algunas cosas. La primera es que los sistemas de IA también se están utilizando para crear máquinas que toman decisiones de acuerdo con reglas predeterminadas. Es importante distinguir entre los dos tipos de IA.

En la IA cognitiva, las máquinas son enseñadas por humanos y se utilizan para tomar decisiones de forma autónoma. Utilizando diferentes políticas y variaciones de diseño, se pueden crear diferentes resultados para diferentes usuarios.

En el control predictivo, las máquinas están programadas para seguir reglas y tomar decisiones optimizadas para la seguridad, la eficiencia y la calidad de vida.

Riesgos empresariales de la IA

Muchos de los riesgos que conlleva la IA no afectan directamente a los humanos. Sin embargo, tenemos que reconocer que los sistemas de IA tienen el potencial de transformar completamente los negocios y las industrias. Como hemos mencionado anteriormente, los vehículos asistidos por IA pueden reducir el número de incidentes de tráfico. Sin embargo, esto también significa que los coches estarán aún más llenos de lo que ya están.

Esto tendrá un impacto en el medio ambiente y en los sistemas de transporte en su conjunto. Además, los sistemas de IA también se están utilizando para crear máquinas que tomen decisiones de acuerdo con reglas predeterminadas. Esto significa que habrá un dilema ético cuando se trate de aplicar la IA de manera que genere un resultado predeterminado.

Cómo mitigar los riesgos de la inteligencia artificial

La buena noticia es que hay formas de reducir el riesgo de verse afectado por la IA. En primer lugar, hay que tener en cuenta la procedencia de los datos. Ya hemos mencionado que cuantos más datos tenga, mejor.

Al hacer uso de la inteligencia artificial, también puede observar la gran cantidad de datos que se han recopilado sobre usted y tomar decisiones basadas en esos datos. Por último, haz uso de tu sentido común. No confíes en que las máquinas se encarguen de las tareas de dirección y aceleración. Mantén las manos en el volante y los ojos en la carretera.

La inteligencia artificial es un campo emergente que conlleva riesgos importantes. Actualmente se utiliza para luchar en guerras, realizar compras en línea y hacer que la toma de decisiones impulsada por máquinas sea más precisa, rápida y barata. También podemos esperar que la IA desempeñe un papel aún mayor en nuestras vidas en el futuro.

La IA ya está presente en nuestra vida cotidiana -desde reconocer voces hasta servirnos comida o diagnosticar enfermedades-, pero el desarrollo de vehículos totalmente autónomos con IA tiene el potencial de hacer que nuestras carreteras, aeropuertos y parques estén aún más llenos de gente de lo que ya están.

En este artículo, analizamos los riesgos de la inteligencia artificial y lo que puede hacer para limitar su exposición. Siga leyendo para saber más sobre cada uno de estos problemas que se interponen entre usted y un viaje seguro en vehículo con furgonetas de conducción autónoma, taxis y otros servicios de transporte de conducción autónoma.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

20 − dieciseis =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.