InicioIngeniería Industrial¿Cuál es la calidad de la salud pública en su país? Una...

¿Cuál es la calidad de la salud pública en su país? Una mirada integral

La salud pública es la ciencia  y el arte de prevenir las enfermedades mediante En un mundo globalizado, la salud pública se ha convertido también en una forma de vida, que aporta soluciones a muchos de los males que desde hace tiempo aquejan a la humanidad.

«La salud es un derecho humano», dice la Dra. Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Este enfoque holístico hace hincapié en la interrelación de todos los aspectos de nuestra salud -mente, cuerpo y espíritu- y considera que la mejora de un sistema suele mejorar los demás. La calidad de la salud pública de un país es tan importante como sus recursos. Tambien importante echar un vistazo  en el ambito de la ingieneria industrial los aportes de este sector a la salud pública.

En esta entrada del blog, le llevaremos a un recorrido en profundidad por la salud pública y compartiremos algunos indicadores clave para seguir el progreso de su país.

¿Qué es la salud pública?

La salud pública es la ciencia y el arte de prevenir las enfermedades mediante la prevención del acceso y/o la promoción de comportamientos saludables en las personas. El enfoque de la salud pública comenzó a desarrollarse a mediados del siglo XIX, con el trabajo del Dr. Martin Chumney, a quien se atribuye la acuñación del término »salud pública». Ahora forma parte de la vida cotidiana en la mayor parte del mundo. Por ello, se ha convertido en un enfoque clave en la salud internacional y los derechos humanos.

¿Por qué es importante la salud pública?

La salud es un derecho humano, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto significa que la salud es un derecho humano universal y que los sistemas sanitarios tienen que ser accesibles a todas las personas, independientemente de sus ingresos.

Por lo tanto, uno de los pasos más importantes para mejorar la salud se encuentra en nuestros hogares. Mejorar el acceso al agua potable, la higiene y la nutrición adecuada puede mejorar significativamente la salud de quienes viven en África y el mundo en desarrollo.

La salud pública en el mundo actual

En 1960, se calcula que había 1.200 millones de personas sin acceso a un saneamiento mejorado. Hoy en día, esa cifra ha aumentado a más de 1.500 millones de personas. El hecho de que se considere que 1 de cada 7 personas es «incapaz de hacer frente» a las necesidades básicas de la vida, como la alimentación, el agua y la vivienda, es una expresión de hasta qué punto se ha deteriorado la salud pública en muchas partes del mundo.

La situación en la que 1 de cada 7 personas padece «una enfermedad o trastorno grave» se denomina «emergencia humanitaria». Estas emergencias exigen el desarrollo de soluciones innovadoras, como el desarrollo de medicamentos de acción rápida que puedan utilizarse tanto para las necesidades terapéuticas como para las básicas.

Cómo mejorar la salud pública en su país

El principal obstáculo para mejorar la salud pública en su país es el dinero. Esto se debe a que la mayoría de los países desarrollados gastan más en atención sanitaria que en otros servicios sociales. Por lo tanto, hay menos dinero disponible para otros programas importantes, como la educación, la asistencia alimentaria y la vivienda.

Una gran parte del presupuesto asignado a la atención sanitaria se lo llevan los proveedores de servicios sanitarios, lo que puede provocar una falta de personal cualificado. Como resultado, la mayoría de los países en desarrollo tienen un déficit de atención sanitaria mucho mayor que los de los países avanzados.

Otro problema de la sanidad pública en los países en desarrollo es el estigma cultural que conlleva. A muchas personas de los países desarrollados les cuesta aceptar que ciertos trastornos y enfermedades existen en otras culturas, y que los trastornos mentales, por ejemplo, son muy comunes en los países en desarrollo.

Por ello, los trabajadores de la sanidad pública de los países en desarrollo se enfrentan a menudo a grandes dificultades en el desempeño de sus funciones.

A medida que la capacidad de prevenir y tratar las enfermedades se ha ido extendiendo y haciendo más eficaz, la idea de mejorar la calidad de vida de los enfermos también ha cobrado fuerza. La pregunta es: ¿cómo medir la calidad de la sanidad pública en su país? El primer paso es recopilar y analizar datos sobre diversos indicadores, como el número de muertes por enfermedades específicas, la incidencia de los principales factores de riesgo y otros similares.

A continuación, debe comparar estas cifras con sus expectativas basadas en las condiciones locales. Si las cifras no están a la altura de sus expectativas, puede intentar mejorar la situación aplicando las políticas de salud pública adecuadas.

Para terminar, la salud pública es una parte crucial de la atención sanitaria, ya que aporta soluciones a muchos de los males que afligen a la humanidad desde hace tiempo. También es un campo de estudio que puede proporcionar ayuda a otros campos de estudio, como en el área de la Salud Pública Tropical, que se basa en gran medida en datos sobre enfermedades y su transmisión en diferentes regiones y etapas de la vida.

Por lo tanto, la salud pública es un campo de estudio importante en la asistencia sanitaria, y también puede utilizarse como trampolín para entrar en otros campos de estudio, como en el área de la Medicina Tropical, que se basa en gran medida en los datos sobre las enfermedades y su transmisión en diferentes regiones y etapas de la vida.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

veinte − dieciocho =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.