InicioIngeniería IndustrialConoce la historia del sistema numérico

Conoce la historia del sistema numérico

Para conocer la historia del sistema numérico, de su invención y desarrollo, es necesario remontarse a las primeras civilizaciones formales que habitaron el planeta.

Para conocer la historia del sistema numérico, de su invención y desarrollo, es necesario remontarse a las primeras civilizaciones formales que habitaron el planeta. Es una afirmación muy común el atribuir su primera existencia al período histórico de los egipcios. Sin embargo, es de utilidad recordar que fue Mesopotamia la primera civilización en desarrollar un gran volumen de conocimientos complejos en el mundo. Es muy probable que, en su tiempo, ya existiesen los sistemas numéricos.

Desde siempre, el ser humano necesitó contabilizar bienes tan solo con la finalidad de tener sobre ellos cierto control. La existencia más remota, comprobada y bien conocida data, efectivamente, de los tiempos de la grandiosa e influyente civilización egipcia. A ellos se les reconoce haber desarrollado un incipiente sistema decimal para poder llevar a cabo el orden numérico de sus “cosas”. A este sistema decimal se le conoce históricamente como “sistema numeral hierático”.

En la carrera universitaria de Ingeniería Industrial es de gran utilidad tener conocimiento y saber manejar con fluidez la historia del sistema numérico. Si tienes el interés y la sensibilidad para adentrarte en todas las dimensiones de este campo, la Universidad de San Sebastián te brinda la oportunidad. En ella vas a poder alcanzar los conocimientos que te pondrán en una situación privilegiada para ingresar al mercado de trabajo con ventajas evidentes. 

Proceso e historia del sistema numérico 

La necesidad de saber cuánto se tenía, de cada cosa que poseía, empujó al ser humano a crear maneras de contar, organizar, clasificar, etc. A partir de este escenario, es que se va a iniciar lo que hoy conocemos como la historia del sistema numérico. Desde hace aproximadamente unos 5000 años, las civilizaciones más complejas de entonces, comenzaron a llevar cuentas y para ello utilizaban parámetros como unidades, decenas, centenas, etc. Cada una lo hizo a su manera.

Cada cultura en diversas áreas geográficas del planeta comenzó a organizar el suyo propio, aunque el más común fue y ha sido el sistema de base 10. Sin embargo, hay que insistir en que no fue el único sistema creado; cierto es que (hasta donde se sabe)  tampoco hubo demasiados. La historia del sistema numérico egipcio nos dice que ellos solían cuantificar de diez en diez y que no tenían idea del cero y sus usos.

La civilización babilónica, que existió entre el 2000 y el 500 aC,  usaba un sistema que tenía un margen de amplitud entre 10 y 60. En el hoy continente americano, se conoce el caso de la cultura Maya, que diseñó un sistema numérico que oscilaba entre el 20 y el 5. Sin embargo, los sistemas numéricos propiamente dichos, con una antigüedad mayor, fueron de origen griego, árabe, jónico, eslavo y hebreo. 

Del contar con los dedos a escribir números

Asimismo, se afirma que aproximadamente hacia el 4000 aC, se inició el proceso de dejar de enumerar con los dedos para hacerlo con números. Esto quiere decir que el uso de los “números” comenzó a materializarse hace cerca de unos 6000 años. Se agregan las comillas a la palabra números porque, en ese entonces, no se podían conocer ni definir exactamente como tales. En esa época se trataba de signos de carácter y diseño cuneiforme (derivado de la palabra cuña).

De esta manera de graficar los números se aprovechó la civilización sumeria que estaba ubicada en territorios entre Irak y el Golfo Pérsico de la actualidad. Es en el contexto de esta cultura en donde se han encontrado las evidencias más antiguas conocidas, del empleo de cantidades numéricas de manera rutinaria. La experiencia numérica egipcia se expresaba en símbolos sucesivos dispuestos en orden descendente o ascendente, se contaba en una escala de 10, 100, 1000.

De los griegos hasta nosotros

En relación con la civilización griega, la historia del sistema numérico nos revela que su primer sistema numérico se ubica cerca del año 600 aC. Su manera de contar estaba basada igualmente en el 10, pero su forma de enumerar tenía un sentido o carácter decimal. Su modo de emplearlo consistía en el uso de signos que se apoyaban en un símbolo subsiguiente para escribir las cifras que les interesaba representar. 

Al día de hoy, el sistema numérico de la cultura Occidental tiene su origen en dos fuentes: la India y la cultura árabe. Se afirma que su origen inicial se ubica en la India y data, aproximadamente, del año 5 aC. Por razones históricas, se desplazó hacia el occidente (ruta habitual del tráfico comercial) y se asentó y desarrolló dentro del mundo árabe. Finalmente, se fue incorporando a la Europa de hoy en razón de las invasiones de los árabes hacia el continente.

Razones del uso de los números desde la perspectiva de la historia del sistema numérico

En la historia del sistema numérico, es común afirmar que los sistemas numéricos han sido creados con la finalidad de tratar de satisfacer necesidades vitales. Parte de estas actividades ya han sido consideradas arriba (contabilizar la producción). Sin embargo, hay otras como la de contabilizar los días de cada año. Incluso, definir lo que sería un año para establecer los ciclos de siembra y cosecha, la llegada de las lluvias, el cambio de las estaciones, etc.

Esta creación ha jugado un papel relevante en el desarrollo de las culturas y de las sociedades y ha servido como instrumento de comunicación e intercambios. Por ejemplo, el sistema decimal que usamos en la cultura Occidental es denominado indo-arábigo en función de su transferencia antes descrita, de la India hasta Europa. Además, se le denomina posicional en razón de que el valor de un número depende del lugar que ocupe en una cifra dada.

Aprender de la historia del sistema numérico es una tarea común y consuetudinaria dentro de la carrera de Ingeniería Industrial, es parte del plan de estudios. Prepararse en esta profesión en la Universidad de San Sebastián representa para los aspirantes a ingenieros la garantía de una sólida preparación. Es posible que aquí esté tu oportunidad.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecinueve − 12 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.