InicioIngeniería Industrial¿Cómo puede pensar un ingeniero de forma más eficaz?

¿Cómo puede pensar un ingeniero de forma más eficaz?

En el campo de la ingieneria industrial, tenemos que  los  ingeniero, dentro de su  responsabilidad tienen que  ser capaces  de razonar sobre las soluciones que desarrolla. Esto significa que debes tener la capacidad de explicar de forma clara y sencilla por qué tu solución funciona (o no).

A menudo he visto ingenieros que son muy buenos encontrando soluciones pero no pueden articular por qué eligieron esas soluciones en lugar de otras. Para poder comunicar eficazmente tu proceso de razonamiento a otras personas, es importante que desarrolles una comprensión clara de la mejor manera de razonar los problemas y tomar decisiones.

Confianza en sus observaciones

Usted es el mejor juez de sus propias observaciones.

Aunque puede hacer algunas observaciones que no están directamente delante de usted, no siempre puede confiar en su memoria. Por ejemplo, si te pido que describas la habitación en la que estamos sentados en este momento (en lugar de describir lo que llevo puesto), tu respuesta se basará en lo que realmente ves y no en tu memoria.

Lo mismo ocurre con otros tipos de observaciones. No puedes hacer una observación válida si no estás presente o si no estás prestando atención. Si te pido que observes el color de mi camisa y tu respuesta es «blanco», puede que sea precisa, pero no sirve de mucho.

Supongamos que estás viendo un partido de béisbol y un equipo marca una carrera. Si te pregunto si el bateador golpeó la pelota o si estaba a salvo en primera base, tu respuesta dependerá de lo que hayas visto. Si tocó la tercera base antes de ser eliminado por un jugador contrario, su carrera no contaría; de lo contrario, sí habría contado.

Honestidad en el razonamiento

La honestidad es el primer paso para un buen razonamiento. La honestidad con uno mismo, la honestidad con los demás y la honestidad con los datos son tres áreas clave de honestidad a las que debes aspirar en tu razonamiento.

  • Sé honesto contigo mismo: Debes ser capaz de reconocer cuando tu razonamiento es defectuoso o incompleto. Esto a veces puede ser difícil porque tendemos a creer en nuestros propios argumentos y tratamos de ignorar cualquier prueba que los contradiga.
  • Los ingenieros también deben ser conscientes de sus sesgos y prejuicios para poder compensarlos durante los procesos de análisis y diseño. Por último, es importante que los ingenieros no sólo reconozcan cuando se equivocan, sino que lo admitan, incluso si esto significa admitir el fracaso después de fracasar en un experimento o proyecto.
  • Sé sincero con los demás: Si alguien te hace una pregunta sobre tu trabajo, dale una respuesta sincera aunque no sea lo que quiere oír (por ejemplo, «no lo sé»). También puede ayudar que expliques por qué algunas cosas no son posibles (por ejemplo, «Eso es caro/complicado»). Ser explícito en estos aspectos demuestra respeto por el tiempo de los demás, a la vez que garantiza que nadie pierda esfuerzos en pistas falsas (y evita que todos se frustren).

Simplicidad en el punto de aplicación

Debes diseñar tus sistemas para que sean lo más sencillos posible. Cuanto más complejos sean, más difíciles serán de usar y mantener. Es tentador pensar que hacer algo realmente complicado es una señal de tu brillantez porque puedes entenderlo y explicarlo, pero esto no es cierto.

Ten cuidado con tu propio deseo de complejidad y toma medidas para que las cosas sean sencillas para los demás:

1. Mantenga sus sistemas tan simples como sea posible, pero no más simples.

2. Haz que las cosas sean fáciles de entender y de usar en la medida de lo posible.

3. Si no encuentras algo, comprueba que está en el lugar correcto, no sólo que no está. 4. Opta por la simplicidad cuando elijas entre diseños que compiten entre sí.

Fiabilidad en el trabajo

La fiabilidad es un concepto importante en ingeniería industrial. La fiabilidad es una medida de la frecuencia con la que se puede esperar que un producto funcione durante un periodo de tiempo determinado. Hay que tener en cuenta que la fiabilidad no significa necesariamente un rendimiento perfecto; simplemente significa que, dado un gran número de unidades que se utilizan, ¿con qué frecuencia fallará una?

Por ejemplo, si compramos un cortacésped eléctrico y se estropea el día 11 de su periodo de garantía de 30 días, nos hemos encontrado con una tasa de fallos del 3%. En general, si nos interesa determinar la fiabilidad a lo largo del tiempo n (t), podemos escribir donde P(t) es la probabilidad de fallo en el momento t; n es el número de unidades en servicio en el momento t; y μ es el tiempo medio entre fallos (MTBF).

Adopte un enfoque científico

Entonces, ¿qué puedes hacer con esta información? El primer paso es reconocer que la ciencia no es sólo una forma de pensar, sino también un método para abordar los problemas y generar soluciones. Aunque puede resultar obvio decir «utiliza siempre el método científico cuando resuelvas un problema», muchos ingenieros no se dan cuenta de lo poderoso que puede ser este enfoque en su trabajo diario.

No se trata sólo de probar hipótesis, sino de hacer preguntas, formar una hipótesis basada en esas preguntas y luego usar esa hipótesis como base para probar tus ideas. ¿Y cuando te encuentres atascado en algo o no estés seguro de cómo proceder? Pregunte a otra persona.

El segundo paso es más difícil: mantener la mente abierta mientras se resuelven los problemas mediante el método científico. Aunque creas que ya sabes la respuesta (y, a veces, sobre todo, si crees que la sabes), recuerda que siempre puede haber otra forma de ver las cosas, e incluso otra solución esperando en algún lugar.

El objetivo de este método no es sólo resolver problemas, sino también generar nueva información y conocimiento a través de la experimentación; una vez que se ha encontrado una solución, siempre debería haber espacio para mejorar o desarrollar proyectos de investigación adicionales basados en los resultados de la resolución del problema inicial con el que comenzamos nuestro viaje de hoy.

El enfoque científico es una forma de pensar

Cuando se razona como ingeniero, es importante tener confianza en las observaciones y ser honesto en el razonamiento. El enfoque científico es una forma de pensar que te ayudará a hacerlo. Significa mantener las cosas simples en el punto de aplicación y ser fiable en el trabajo. En resumen, aquí tienes algunos consejos para utilizar este enfoque cuando hagas ingeniería:

Independientemente del tipo de ingeniero que seas (civil, eléctrico), es importante que tengas en cuenta estos principios a la hora de tomar decisiones sobre el tiempo que debe asignarse a cada tarea en el calendario del proyecto o la cantidad de material que debe utilizarse para la construcción (como el acero de refuerzo).

Siguiendo estas directrices de forma coherente a lo largo del tiempo, todos podremos beneficiarnos de un mejor proceso de toma de decisiones en nuestras respectivas profesiones.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

nueve + 20 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.