InicioFundamentos básicosAplicaciones de la Ingeniería Industrial ¿Conoce sus ejemplos?

Aplicaciones de la Ingeniería Industrial ¿Conoce sus ejemplos?

La Ingeniería Industrial es una de las ramas de la ingeniería que se considera como más completa en cuanto a los conocimientos que maneja.

La Ingeniería Industrial es una de las ramas de la ingeniería que se considera como más completa en cuanto a los conocimientos que maneja. Hasta tal punto se reconoce su importancia a esta carrera que se suele decir que como profesión está y debe estar, en todas partes. Se pudiera decir en forma resumida que aunque tenga una finalidad muy concreta, la Ingeniería Industrial es una profesión multi o pluridisciplinaria. En realidad es útil para muchísimas cosas.

Otro de los “axiomas” que corren al lado de la profesión, es que igualmente podrás emplearte, en casi cualquier área, es decir, nunca te faltará trabajo. Estas expresiones representan el mundo de posibilidades que rodea a sus profesionales y la potencial demanda que de ellos tienen las empresas. Efectivamente, una persona bien capacitada en la profesión puede llevar a cabo funciones en cualquiera de los departamentos que conforman una compañía.

Evidentemente, todo este panorama te obliga a formarte de la manera más cabal en la carrera de Ingeniería Industrial, te obliga a estudiar con seriedad. Aun así, también vas a necesitar acceder a una institución que te ofrezca los mejores y más amplios planes de estudio. La Universidad de San Sebastián cuenta con los planes más serios y acabados en cada una de sus áreas de enseñanza. Puedes estar seguro de que vas a recibir la educación más esmerada y seria.

¿De qué se trata la carrera de Ingeniería Industrial?

Los estudios de Ingeniería Industrial tienen una finalidad muy precisa y esa no es solamente, formar los mejores profesionales del área. Enfocada en la consolidación de los negocios, se quiere que los profesionales tengan las competencias que son necesarias para lograr esta finalidad. Se pretende que los profesionales actúen en la optimización de cada una de las fases del complejo proceso de producción de bienes y servicios. ¡Nada más y nada menos!

La formación de los profesionales de esta rama implica dominar competencias asociadas al manejo y administración de materias primas, energía, recursos humanos y maquinarias. Sin embargo, un ingeniero industrial también debe aprender a entenderse con el tema de la administración financiera y el desarrollo de inversiones en esta área. El conjunto de sus habilidades apunta en la dirección de incrementar la capacidad productiva de la organización.

Al mismo tiempo, este profesional debe aprender a administrar los recursos técnicos y mecánicos (máquinas y herramientas) que se utilizan dentro de una empresa. Está obligado a manejar mecanismos de comunicación claros, ya que por lo general, labora en asociación con varios y diferentes equipos de trabajo. Como se puede ver, aquellas que serían las responsabilidades de un ingeniero industrial, evidencias una enorme abanico de ámbitos de actuación.

¿Cuáles serían las funciones que debiera cumplir un profesional de la Ingeniería Industrial?

Esas funciones que el ingeniero industrial debería poder satisfacer, se ven reflejadas en el conjunto de conocimientos que durante su formación debe adquirir. En este sentido, puede decirse que su preparación abarca muchas de las áreas que forman parte de la estructura de las empresas. Se  puede identificar algunas de las áreas más comunes:

  • Administración y finanzas.
  • Contabilidad y estadística.
  • Administración de cadenas de suministro.
  • Diseño de proyectos de inversión.
  • Diseño y planificación de estrategias de producción.
  • Matemáticas y cálculo.
  • Control de calidad.
  • Logística y distribución.
  • Mercadeo.

Este conjunto de conocimientos y muchos otros más, se orientan en una sola dirección: mejorar y aumentar la productividad de la organización en la que trabaja. ¿Cómo trata de alcanzar este fin? La respuesta es realmente sencilla de pronunciar, pero en el fondo resulta muy compleja de hacer realidad. De lo que se trata para mejorar esa productividad, es de reducir costos, gastos y pérdidas, lo que se transforma casi automáticamente, en un aumento de los beneficios.

Las aplicaciones en las que se concreta la actividad del Ingeniero Industrial

Cuando se trata de optimización, las aplicaciones de la Ingeniería Industrial apuntan en algunas pocas direcciones concretas y específicas:

  • Manejo de los recursos humanos: para cualquier empresa es imprescindible que sus trabajadores sean lo más eficientes y efectivos que sería de desear. El trabajo del ingeniero comienza por la selección del personal idóneo para cada cargo o función específica, debe estudiar currículos, realizar las entrevistas y tomar decisiones. Termina por organizar el trabajo de tal modo que sus efectos se vean en el cumplimiento de los plazos determinados.
  • Administración de los insumos: parte de su trabajo es procurar que la empresa siempre cuente con la materia prima que requiere para la producción. Debe estar pendiente de la actualización permanente de los inventarios. Asimismo, debe empeñarse en que el uso y consumo tanto de la energía como de tales insumos sea el más adecuado y productivo. Este cuidado se traduce en un ahorro efectivo de materiales e incluso, de trabajo.
  • Control de la calidad de los bienes: una de las aplicaciones más significativas de la Ingeniería Industrial está referida a la calidad de los bienes que se producen. Es de suma importancia que los productos no tengan fallas, de ello depende tanto la aceptación de esos bienes como la demanda que pudieran hacer los clientes.
  • Mercadeo y publicidad: suele decirse comúnmente “mercancía que no se exhibe, no se vende” y esta sentencia tiene gran importancia para un productor. Los bienes que manufactura una empresa necesitan ser conocidos y publicitados en sus bondades y beneficios, entonces se requiere de las técnicas del mercadeo para ello. El ingeniero industrial también puede ocuparse perfectamente de estas operaciones.

La innovación como norte en las aplicaciones de la Ingeniería Industrial

Como parte de su esencia, la Ingeniería Industrial, se esmera en acicatear la innovación, esta capacidad interesa sobremanera, a las empresas. Pero para formar parte de esta actividad, debes completar la carrera de principio a fin en una institución que te garantice la mejor formación en el área. La Universidad de San Sebastián es esa institución perfectamente capacitada y enfocada en formarte en esta carrera y puede garantizarte la mejor preparación.

¡Comparte este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

seis + catorce =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.